Accesorios para el banjo bluegrass

Accesorios para el banjo

(registrado en Safe Creative: Código de registro: 1803186236176)

Púas de pulgar (thumbpicks)



En esta foto podéis ver diversos tipos de púa que he usado a lo largo del tiempo. Las más típicas, y que se pueden encontrar en casi cualquier tienda de música del mundo, son las Dunlop.
En esta foto podéis ver dos modelos de Dunlop: la "estándar", que es la de color carey en la parte inferior derecha, y la Zookies, la blanca en el medio a la izquierda. La Zookies tiene de particular que el pico de la púa está "torcido" para adecuarse mejor al ángulo de ataque real de la púa. El problema es que el procedimiento de torsión deja unos rebordes que en mi caso me estorban todo el tiempo.
La amarilla es una púa de un material llamado delrin. Está fabricada por Fred Kelly. Fue mi púa de cabecera durante unos años, ya que el pico sobresale menos del pulgar y me ayudó a evitar el temido "hitting the head with the pick" (es decir, dar golpes con la púa sobre el parche del banjo) tan típico de los tocaores novatos. Ese es el espíritu que me indujo a adquirir la Geipel - metálica, parte superior derecha - y a afilar la de Harley Benton - al lado de la Geipel -, buscando que el pico sobresaliera lo menos posible.
Finalmente, la púa con la que finalmente me he establecido es la Golden Gate, la blanca en el centro de la imagen. Tiene un ángulo de sujección al pulgar muy cómodo, que a la vez la hace firme y cómoda en la sujección. El problema de las Golden Gate es que solo las encuentro en EEUU, por lo que perder una supone un gran desavío.
En algún momento espero poder adquirir una Blue-Pick, la que actualmente llevan la mayoría de profesionales, pero el precio de en torno a 45 dólares de cada púa (frente a 1 dólar o incluso menos de las normales) hace que me lo esté pensando mucho.

Púas para los dedos índice y medio (fingerpicks)




En la foto podéis ver diversas púas que he ido probando a lo largo del tiempo. Podéis ver dos modelos de Dunlop, de 0.20 y 0.15, y las National, que son las que finalmente uso. El número de las Dunlop corresponde al calibre, más duras las 0.20. Las National son carillas - 7 dólares un juego de 4 - y además sólo las he encontrado en EEUU. Por tal razón las guardo como oro en paño para no perderlas y que no se estropeen. Las Dunlop las tengo en un cajón por si lo inevitable ocurriera.

Colocación de las púas

El pico cubre la yema de los dedos



Posición para tocar




En la foto trato de mostrar la colocación deseable, con los dedos anular y meñique anclados sobre el parche, con la mano como si estuviéramos cogiendo un huevo (de gallina, no de humano). Esta NO es mi postura natural, ya que yo solo apoyo el meñique. 
Lo deseable es apoyar los dos dedos libres, pero si no os adaptáis, tampoco es el fin del mundo: hay grandes banjistas, como Steve Martin, que también tocan apoyando solo el meñique. El problema de esto es que se tiene menos control sobre el ángulo de ataque sobre las cuerdas, resultando en más frecuente golpeteo sobre el parche, tanto del pulgar como del dedo anular - que queda suelto - y quizás menos limpieza y articulación en la pulsación.

A medida que vas progresando, vas a adquirir el hábito de mover la mano del puente al mástil y viceversa, buscando distintos timbres y sonidos, y alterando la dinámica. Generalmente, cuando toques bluegrass a toda pastilla buscarás atacar las cuerdas más cerca del puente, ya que se obtiene un sonido más punzante y que corta mejor en la mezcla, mientras que para pasajes más lentos o que necesiten más dulzura, vas a mover la mano hacia el mástil. 
La "regla" es que si estás tocando con la mano derecha abajo en el mástil (cerca de la pala) coloques la mano izquierda más cerca del puente, y si estás tocando con la mano derecha arriba en el mástil (más lejos de la pala) acerques la mano al mástil también. Es decir lejos-lejos, cerca-cerca. No sé si me explico...

Capo

El capo o cejilla no es imprescindible, pero si muy recomendable. En la foto podéis ver un Paice (negro) y un Shubb (plateado).


El capo se coloca no en el medio del hueco del traste, sino cercano al traste, casi encima:


De este modo se minimiza la desafinación que se produce al colocar el capo. Para este fin también está el tornillo que tienen ambos capos, que permite regular su presión sobre las cuerdas. En cualquier caso, siempre que uséis un capo tenéis que repasar la afinación del instrumento, lo cual nos lleva al siguiente accesorio

Afinador



Un afinador no es imprescindible, pero sí absolutamente recomendable. En esta foto podéis ver un afinador con micrófono, es decir que captará el sonido del instrumento al acercarlo para poder así afinar cada cuerda, y otro de contacto, que se coloca en la pala, captando la vibración de las cuerdas.
Cada uno tiene sus ventajas, pero el de contacto es mejor para el escenario, ya que no se ve influido (excesivamente) por los sonidos de otros instrumentos o ruidos que pueda haber. El problema de los de pala es que hacen feo, y muchos músicos los aborrecen.



Los afinadores para banjo deben ser cromáticos (no específicos para guitarra o bajo) ya que, además de la afinación standard en Sol, vamos a utilizar otras muchas afinaciones que no pueden captar los afinadores de guitarra o bajo habituales. 
Aparte de comprar un afinador, es posible descargarse aplicaciones para el móvil con la misma funcionalidad. En mi caso tengo en el móvil desde hace años una que se llama G-Strings, y que me va muy bien. 
En la foto podéis ver el IntelliTuner de pala - en torno a los 30 euros - y uno de Thomann, modelo CTM-700, bastante económico a la vez que fiable, robusto, preciso, y de gran visibilidad, y que ofrece también la opción de metrónomo.

Metrónomo

El metrónomo es IMPRESCINDIBLE


No es posible aprender a tocar el banjo bluegrass sin un metrónomo. Punto. 

En mi caso, utilizo el del móvil (Mobile Metronome), también el que trae incorporado Logic, y a las malas hasta alguna aplicación de internet. El caso es tener algo que te marque el tempo cuando practiques tus escalas y cuando aprendas canciones. No practicar con metrónomo te lleva al desastre en cuanto quieres tocar con gente y además no te permite alcanzar velocidad. 
El metrónomo es tu mejor y verdadero amigo. A veces dudarás de su amistad, porque te echa en cara tus carencias y tus propios fallos, pero precisamente por ser sincero y verdadero, te está ayudando a progresar y a medio plazo comprenderás que la suya es una labor de verdadero amor y no podrás vivir sin su acariciadora voz machacándote el cerebro....






No hay comentarios:

Publicar un comentario